Leo Messi y Antonela Roccuzzo se casaron en Rosario, la ciudad donde nació su amor

La ceremonia, íntima y emotiva, fue coronada en vivo con la dulce voz de Abel Pintos. Fue una noche de glamour y besos apasionados.

NUEVAREGION.COM · Rosario · por Lucas Ameriso / La Capital

En un marco emotivo y con Abel Pintos cantando de fondo, Lionel Messi y Antonela Roccuzzo dieron ayer el “sí” en una ceremonia civil íntima, muy bien decorada y llena de estrellas del fútbol. Luego, y ante las cámaras y flashes de los periodistas del mundo, estamparon su amor con un beso.

El flamante matrimonio mostró la libreta y los anillos en la alfombra roja, por donde también pasaron astros futbolísticos junto a sus parejas y esposas.

Tendencias de moda, diseños, glamour y belleza, todo eso y más se pudo ver en la boda del rosarino más famoso.

 La tensa espera en torno al enlace más esperado de los últimos tiempos llegó a su fin a las 20, cuando en un espacio del City Center especialmente decorado y ambientado con toques románticos, se desarrolló el enlace civil.
Con violines de fondo, bajo un enorme arco cubierto de flores, con fondo blanco y un toque angelical, Leo y Anto se acomodaron en sus sillas al igual que los padres y hermanos de los contrayentes. Mientras se colocaban los anillos, en el momento cúlmine, Abel Pintos comenzó con las primeras estrofas de “Sin principio ni final”. Fue el instante sorpresa.
 Una hora antes de la instantánea más importante de la noche, sus amigos y estrellas del fútbol mundial comenzaban a pisar la alfombra roja.
Las puertas del hotel Pullman se abrieron y ante los 150 periodistas acreditados aparecieron el jugador del fútbol turco y ex compañero de Leo, Samuel Eto’o, y su esposa.
La nube de flashes cubrió a la pareja. El mismo ritual fue para los actores argentinos Nicolás Vázquez y Gimena Accardi, quienes se asomaron a la “red carpet” y hasta hablaron unos breves minutos con los cronistas.
“Los vi muy felices, estoy realmente muy contento de estar acá acompañándolos”, dijo Nico.
 
Carles Puyol, ex jugador y compañero en otra etapa del rosarino, prefirió un smoking azul eléctrico y Vanessa Lorenzo un color rosa “nude”.
Xavi Hernández y su mujer Núria Cunillera optaron por la discreción: smoking tradicional y transparencias en un vestido largo con fondo blanco.
Ezequiel Pocho Lavezzi lució un ambo Etiqueta Negra con moño y Yanina Screpanti, su novia, un vestido Azzaro negro.
Luego llegaría la pasada para los flashes de Sergio Kun Agüero y Karina La Princesita. Para él, ambo con chaleco y corbata gris claro; para ella, negro con transparencias, largo y mini short.
El uruguayo Luis Suárez también optó por el ambo negro. Sofía Balbi, su mujer, deslumbró con un rojo shocking y espalda calada. Jordi Alba se presentó con un traje sobrio y su mujer Romarey Ventura con vestido largo, muy tapada y de negro.
La llegada  
A las 21 llegó el momento estelar que esperaban captar los fotógrafos acreditados de Argentina, Alemania, Chile, Colombia, España y China, entre otros países.
   Leo y Anto llegaron a la alfombra roja para deslumbrar a todos. El vestido de la novia fue diseñado exclusivamente por la catalana Rosa Clará. Espalda al descubierto, con una boharda prolijamente bordada. Breteles esculpidos y un blanco muy trabajado con diferentes capas de encajes que remataban en una larga cola.
   Para un “bonus track” hicieron su paso por la alfombra roja los argentinos Maxi Rodríguez, Mariano Andújar, Nahuel Guzmán, Lucas Biglia, Sergio Romero y Javier Mascherano, entre otros.
“Gracias a toda la ciudad por su apoyo”, dijo Celia, la mamá de Leo
“Estoy muy feliz y mi hijo también me dijo que sentía gran felicidad. Realmente muy contentos de que se hayan casado acá y poder disfrutarlos, al igual que esta hermosa fiesta. Gracias a toda la gente, a todos los rosarinos por su apoyo. Les agradezco profundamente, y si se ocasionó alguna molestia, les pedimos disculpas”, señaló Celia Messi, la mamá de Lionel, a La Capital en medio de los gritos, la emoción y los flashes en la alfombra roja dispuesta para la prensa nacional e internacional.
   A su lado, atento a cada movimiento y siguiendo de cerca sus dos “obras de arte”. estaba el modisto argentino Claudio Cosano. “Se siente un placer y un honor que hayan elegido a un diseñador argentino. Y que hayan decidido casarse en el país y en su propia ciudad, ya sólo eso habla de lo que es la familia Messi”, dijo Cosano.
   El vestido de Celia fue hecho a mano con una red de recortes de guipur, y bordado puramente en cristales. En cambio el vestido de Sol, la heramana de Lionel, de color rojo, vino con sorpresa porque tenía mangas pero se desmontaban y el diseño se transforma en un vestido con strapless.
Jorge, el padre de Leo, lució un ambo azul eléctrico con una corbata al tono y un arreglo floral en la solapa.