Luis Contigiani, ministro de la Producción y candidato a diputado nacional llama a la re-industrialización

Publicado

El primero en la lista del Frente Progresista convoca a construir “una nueva mayoría” que trascienda las fronteras partidarias para enfrentar a “la nueva derecha argentina”. Cinco puntos que propone para acordar y arrancar.

NUEVAREGION.COM · Política · Santa Fe · por PAGINA12 / ROSARIO12

“Voy a tratar de merecer esta candidatura, honrar esta contienda electoral, y contribuir a seguir generando una nueva mayoría que enfrente al proyecto de derecha neoliberal de Macri en Argentina desde Santa Fe”, dijo Luis Contigiani, primer precandidato a diputado nacional de la lista “Adelante” del Frente Progresista.

Gobernador Lifschitz en el acto de lanzamiento del Ministro Contigiani como candidato a Diputado Nacional

Gobernador Lifschitz en el acto de lanzamiento del Ministro Contigiani como candidato a Diputado Nacional

El ministro de la Producción dijo que su candidatura representa “una buena síntesis” para todo el Frente Progresista porque en su figura “confluyen un planteo político, una manera de actuar y conceptualizar el momento del país”, un perfil que construyó en los últimos dos años defendiendo el sistema productivo santafesino, jaqueado por las políticas económicas del gobierno nacional. También aclara que no es un militante radical, como se ha repetido en innumerables ocasiones.

De todos modos, no esquiva una opinión sobre el centenario partido al subrayar que “la única reserva que queda en el país de fidelidad a la UCR como partido de las causas populares y mayoritarias es Santa Fe, donde gran parte está en el Frente. El resto del radicalismo a nivel país, y de esto es responsable el señor (José) Corral, han hecho de este partido una gran claudicación”.

Contigiani considera que en la calle “se están padeciendo las consecuencias de este proyecto neoliberal, por eso hay que hacer un gran trabajo de honrar la política, hacerlo con mucha alegría, con gran poder de movilización, para hacerle entender a los santafesinos que la disyuntiva estructural de estas elecciones es esa frontera entre los que apuestan a un modelo de acumulación y los que pensamos en un proyecto de re industrialización”.

Para avanzar en esa dirección, dice que se encontró con un gobernador que siempre le tuvo confianza. “En todo este proceso fue dando todos los apoyos políticos para que podamos construir esta gran política productiva. En el medio, está claro que el gobierno nacional intentó permanentemente erosionarme, inclusive desplazarme del gobierno provincial, y además sigue intentando quebrar algunas alianzas que desde esta provincia hemos hecho con sectores productivos, sociales, laborales, industriales y comerciales”.

“La derecha llega a la clase media para dominarla; nosotros tenemos que llegar para liberarla”.

A Contigiani lo secunda en la lista Fabián Bastía, un radical del norte provincial que pertenece al sector NEO. En el tercer lugar, la socialista Alicia Ciciliani, quien buscará la reelección de su banca. Juan Cruz Cándido, vinculado a los sectores radicales alfonsinistas, Diego Paladini del PDP, y Gabriela Sosa, de Libres del Sur, completan los primeros lugares.

-Para los oficialismos siempre es importante competir con una lista de unidad. En este caso no se pudo, pero se da la circunstancia que va a competir con la concejala María Eugenia Schmuck, que también tiene un claro perfil progresista. ¿Es un atractivo más para la interna?

-Tengo el mayor de los conceptos de María Eugenia, es una militante con mucha consecuencia, una mujer honesta. No creo tener diferencias ideológicas, lo que podemos estar discutiendo son diferencias metodológicas. Ella habrá entendido que su estrategia era superadora a la nuestra, pero me honra que esté en esta interna, creo que va a fortalecer el Frente.

-¿Cómo ve el escenario electoral después de una última elección muy pareja entre el Frente Progresista, el PRO y el justicialismo?

-El sistema político está cada vez más acotado y responde al interés del propio sistema político, es superestructural. Creo que hay una disyuntiva central a definirse: quiénes están con un proyecto de reinstalación del neoliberalismo en la Argentina como modelo de acumulación, y esto lo hemos visto con importaciones, crisis del mercado interno, pérdida del poder adquisitivo, un endeudamiento escandaloso del país, bicicleta y timba financiera, una deserción del Estado de las políticas sociales, como vimos con las pensiones y los planes Progresar; y los ganadores de este proyecto, el sector financiero, agroexportador, las mineras. Del otro lado, quienes intenten recuperar la vocación de poder en el país a partir de un proyecto de reconstrucción industrial, que es donde nos paramos nosotros como Frente Progresista, aunque no tenemos la hegemonía en esto, y ojalá que muchos candidatos de otros sectores puedan estar en esta vereda, como Carlos Del Frade, Caren Tepp, el compañero Antonio Donello va a estar en esta posición. No estoy pidiendo el voto en términos clásicos, estoy diciendo cuál es la divisoria principal, a partir de ahí, elijan.

-Usted cuenta con una ventaja porque hace varios meses que recorre la provincia asistiendo a sectores castigados por las políticas económicas del gobierno nacional.

-Estoy de acuerdo, es una pequeña ventaja. Me ha tocado responder a desafíos muy grandes como la crisis del mercado interno y dos grandes crisis hídricas, sobretodo la del año pasado. Esto me permitió involucrarme de manera protagónica. Y a la vez poder llevar con el gobernador un Ministerio de la Producción que no pierda capacidad innovadora y de establecer políticas estratégicas, como lo hemos hecho en los aspectos industriales, cooperativos, comerciales, de emprendedores. Pero igualmente percibo que el desafío es llegarle a sectores sociales, juveniles, a la clase media que está despolitizada, donde la derecha tiene su ventaja por el poder de fuego comunicacional que tiene. Lo que pasa es que la derecha llega para dominarlos, nosotros tenemos que llegar para liberarlos.

-¿Intentará en el Congreso coordinar políticas con otros sectores para levantar esas banderas?

-Es mi primera experiencia electoral, no me interesa la banca en sí misma. Como soy un hombre que cree en las construcciones políticas, la banca es un medio para construir esta nueva mayoría en la Argentina. Entendiendo que no tenemos centralidad política, sabiendo que el sistema de partidos políticos implosionó desde hace mucho tiempo, que tenemos que ir a una gran coalición. Hay que ponerse de acuerdo en cinco puntos fundamentales para ir a una fase de reconstrucción industrial como la que tuvimos en el siglo XX aggiornada a estos tiempos: el rol del Estado, cambiar la matriz impositiva donde paguen los que más tienen y no un sistema solventado en los sectores populares, plantear el rol de la política financiera, la ciencia y la tecnología, Latinoamérica. Hay que construir esa nueva mayoría para ser una alternativa superadora a este proyecto de la nueva derecha en Argentina, tan guionados, tan pobres intelectualmente, tan entregados a las estrategias publicitarias, tan formateados por Duran Barba. Es una derecha que le tiene miedo al debate de ideas, que cuando le sacan el guión no pueden sostener una conversación.