Obreros de la Fábrica Militar se movilizaron contra posibles despidos

Reclaman el pedido de pase a planta permanente de los empleados precarios a los que hoy se le vence el contrato.

NUEVAREGION.COM · Gremiales 

Este Viernes sería nuestro día D, “porque las autoridades podrían adoptar la decisión de dar de baja los contratos de numerosos compañeros en los distintos establecimientos de Fabricaciones Militares”, expresó Fernando Peirano, jefe de la comisión interna de los trabajadores de la Fábrica Militar Fray Luis Beltrán, en el marco de la protesta en la que reclaman el pedido de pase a planta permanente de los empleados precarios a los que hoy se le vence el contrato.

Los trabajadores de Fabricaciones Militares de la planta de fray Luis Beltrán marcharon ayer a San Lorenzo en una caravana de autos que partió desde el portón principal de la planta hasta la denominada “esquina de los bancos”, para tornar visibles los potenciales despidos ante la confesa intención de la Nación de no renovárselos en el marco de su plan de achicamiento del Estado.

En el acto el secretario general de la junta interna gremial de la Fábrica Militar, Fernando Peirano, de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) destacó en declaraciones a la prensa que “la medida de reclamar por el pase a planta de los contratados y el convenio sectorial es una vieja reivindicación, pero “luego de las elecciones de 2015 debimos cambiar esos parámetros y hace dos años que venimos denunciando el vaciamiento, la incapacidad y la intencionalidad de que Fabricaciones Militares dé pérdidas y se destruya”.

El gremialista expresó luego que “esto se ejemplifica, por ejemplo, diciendo que nosotros fabricamos pistolas, pero el convenio (con la fábrica italiana de pistolas) Beretta, perjudica a nuestra mano de obra aunque la fábrica de Fray Luis Beltrán tiene una gama de productos para proveer a nuestras fuerzas armadas y de seguridad. Estamos —consideró— en un momento de incertidumbre porque hace 15 días el interventor de Fabricaciones Militares, Rivas, nos ratificó que va a haber despidos”.

Cabe señalar que este conflicto no se reduce a la planta de Beltrán sino que, con variantes, se vive en los otros cuatro establecimientos con los que aún cuenta Fabricaciones Militares en Azul, provincia de Buenos Aires; Villa María y Río Tercero, en Córdoba, y en Jáchal, provincia de San Juan.

En lucha. Los trabajadores de ATE, en defensa de las fuentes de trabajo. LA CAPITAL