Se estrena “La memoria de los huesos”, emotivo documental sobre la labor del equipo de antropología forense

El filme, que cuenta con un estilo narrativo impecable, logra de manera contundente reflejar la cruda herencia de una de las etapas más oscuras de la historia nacional.

NUEVAREGION.COM · Espectáculos · Cine · Por Verónica Rodríguez / TELAM

El documental “La memoria de los huesos”, ópera prima de Facundo Beraudi, que cuenta de manera emotiva el trabajo del reconocido Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en su incansable búsqueda de la verdad sobre los desaparecidos en la última dictadura cívico militar, se estrena este jueves en salas locales.

“El trabajo que hace el equipo es dar luz a lo que está oculto, lo que se quiso esconder en ese momento. La finalidad de estas desapariciones y entierros clandestinos era encubrir y esta gente hace todo lo contrario, dan luz, hace 30 años que están destapando todo lo que se quiso tapar intencionalmente”, destacó Beraudi en diálogo con Télam.

En la cinta se puede ver la ilusión de tantísimos familiares que no pierden la esperanza de recuperar los restos de sus seres queridos, quienes fueron víctimas de desapariciones forzadas ocurridas durante la última dictadura cívico militar.

La esperanza se ve depositada en el trabajo del prestigioso EAAF, que lleva 30 años recuperando e identificando los restos de desaparecidos en Argentina y en más de 30 países.

“Como director quería hacer una película emotiva y sincera, sin caer en el golpe bajo. Cada historia es parte fundamental de un rompecabezas que yo aspiraba a contar en cuanto a la importancia del trabajo de la búsqueda y de la restitución”, expresó el realizador a la vez que aclaró que “si bien no soy soy un militante y considero que esta no es una película política, sí queda clara la postura desde dónde me paro”.

Sin la utilización de recursos como la voz en off ni el uso de entrevistas, Beraudi muestra el trabajo de campo del Equipo, tanto en cementerios como en los que alguna vez fueron centros clandestinos de detención y, también, la relación de sus miembros con los familiares de desaparecidos.

El filme, que cuenta con un estilo narrativo impecable, logra de manera contundente reflejar la cruda herencia de una de las etapas más oscuras de la historia Argentina.

Además, en la película el realizador muestra el trabajo de la organización en El Salvador, porque “si bien la historia no fue la misma, en ambos casos hay víctimas y tienen la misma necesidad de verdad”, explicó.

VIDEO: Trailer de “La Memoria de los huesos”


Facundo Beraudi
Facundo Beraudi

ENTREVISTA

Télam: ¿Qué lo motivó a realizar este documental?
Facundo Beraudi: Me encargaron en Cataluña una investigación periodística, tenía que buscar un tema que tuviera relación con las desapariciones de catalanes en la Argentina y así llegamos al equipo forense y al primer desaparecido catalán, pero el reportaje nunca salió. Por otro lado, estaba el exilio de mi familia en el 74, ya que mi padre era perseguido por la Triple A.

Fue entonces una combinación de lo personal con lo profesional…
FB: Fue una conjunción, el tema del exilio me tocó de cerca y con esto todo lo que pasó con la dictadura. Sucedió que mi historia personal y familiar se desviara en ese momento a otra historia diferente. En este caso lo que motivó realmente fue encontrarnos con la historia del EAAF. Me impactó el trabajo que ellos hacían, la importancia de su labor. no sólo por lo qué hacían sino por cómo lo hacían, y la modestia y la discreción con la que trabajan.

¿Cómo fue la búsqueda del planteo narrativo?
FB: Una cosa es dar información, que es el primer impulso, pero nosotros queríamos hacer algo que emocionara. Se filmó mucho. En el guión había mucha información de la formación del equipo, de qué pasó en la época de los 70, pero cuando nos pusimos a ordenar la película, todo eso se fue cayendo.

La información sobre el equipo se puede buscar en internet, pero yo quería hablar de los desaparecidos, de los familiares, de lo oculto, de cómo destapar, de qué significa para Rosa Isabella Valenzi, llevar 40 años de búsqueda y que tal vez sienta que ya no va a encontrar ni a su hermana ni a su sobrina. Si eso no llega y no te golpea el pecho, nos hubiéramos equivocado. La intención fue contar qué significa esa búsqueda para un familiar de un desaparecido. La necesidad de reencontrarse, de que le restituyan los restos y el mejor vehículo para contar eso era a través del EAAF.

¿Cómo definiría el trabajo de ese grupo?
FB: Para ellos la razón de ser del equipo son los familiares de los desaparecidos, devolverles la verdad de lo que pasó. Yo creo que la mayoría de los familiares de desaparecidos saben que sus familiares están muertos. Pero eso no es saber la verdad, saber la verdad es saber dónde está, cómo lo mataron, cuándo, por qué, en qué condiciones y el equipo cuando restituye un cuerpo, no sólo restituye los esqueletos, sino que restituye una historia, te da la historia del último tiempo que pasó tu familiar. Eso es lo importante. Otro punto importante está dibujado con la historia de El Salvador para ver cómo no tiene que ver con un conflicto concreto o con un lugar específico, ni con personas determinadas, sino que la señora de El Salvador que pierde a su madre en un bombardeo, la mueve el mismo deseo y la misma necesidad que a los familiares argentinos, por ejemplo, y no se conocen y viven en dos países distintos.

¿Hay cooperación de la justicia tanto en Argentina como en El Salvador?
FB: Sí, aunque creo que en estos últimos años en Argentina hubo una preocupación mayor en ese sentido. Acá hubo un importante compromiso en cuanto a los juicios y a las búsquedas.

Lo que me llama la atención es el interés en la película y en destapar lo oculto que hay en Latinoamérica a diferencia de España, por ejemplo. Creo, que tiene que ver con que allá no interesa este tema y es curioso, porque España esta revisión todavía no la hizo.

Ellos tienen republicanos muertos en la Guerra Civil por todos lados, que fueron fusilados a la vera de los caminos. En los pueblos todo el mundo sabe, pero no interesa.

Nosotros ofrecimos esta película a TV3, que fue la gente que nos encargó aquella investigación que dio inicio a todo esto, y el programador si bien se quedó muy emocionado al verla, nos contestó que no es un tema del que ahora quieran hablar. En cambio, acá uno ve gente joven, familias con niños, en las marchas de Memoria, Verdad y Justicia. Uno pregunta acá a un chico de 25 años qué pasó y la gran mayoría lo sabe y le preguntás a un joven en España quién era Franco y no lo sabe.

¿Por qué la aparición del juez Daniel Rafecas en la película?
FB: La presencia de Rafecas fue, entre otras cosas, porque él ordenó las excavaciones en Puente 12, y nos interesaba relacionar esas excavaciones con la justicia, por un tema narrativo. Y después tanto él como su secretaria nos facilitaron mucho el trabajo, no era fácil rodar en un cementerio o durante una exhumación, necesitábamos permisos permanentemente.

¿Qué buscó reflejar en “La memoria de los huesos”?
FB: Estas historias de vida representan un dolor universal y si alguien empatiza emocionalmente e intelectualmente con estos relatos y logran ponerse en la piel de estas personas, que es la idea, no se puede ser indiferente a la barbarie de lo que pasó. Visibilizar la historia permite que no se vuelva a repetir, ojalá eso suceda, eso sí me interesa. Creo que debería ser un deber del Estado y un pedido de la sociedad, la restitución de los restos a los familiares, es algo que no se debería ni plantear.